En este momento estás viendo Amatxo ere, kalamu  zalea da.

Amatxo ere, kalamu zalea da.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura

Emakume izateak beti ekarri izan ditu ondorio batzuk. Gizarteak beti eskatu digu gehiago, eta aukera gutxiago eman digu. Eta kalamuarekin gauza bera gertatzen da. Kalamuaren kontsumitzaileek beren generoari lotutako aurreiritzi gehiago dituzte gizonezko lagunek baino. Eta ‘ama kannabikoak’ badira, arazoa areagotu egiten da.

Gaur egun, emakume gehienek ulertzen dute gizonek aske izateko eta beren erabakiak epaitu gabe hartzeko duten eskubide bera dutela, baina, hala ere, oraindik ere badira zenbait portaera gogor gaitzesten dituztenak, emakume batenak badira.

Edozein droga kontsumitzea (baita legezkoa bada ere) desakreditatzeko arrazoi klasikoa izan da.

Kanabisaren kontsumitzaileek ikusi dute nola mespretxatu zaien beren bizitzan marihuana erabiltzeagatik, baita medikuntzagatik ere. Arazoa areagotu egiten da emakume horiek ‘ama kannabikoak’ direnean, beren seme-alabak hazi eta marihuana arduraz kontsumitzen duten amak.

“Kalamua erretzeak ama hobea bihurtu nau”
Karine Cyr bi seme-alabaren ama da, eta Cannadeko emakume talde bateko burua da. Arauak urratzen dituzte eta seme-alaben hazkuntzari eta kalamuari buruzko estigmak baztertzen dituzte. “Cannabisa erretzeak ama hobea bihurtu nau, dio Cyr-ek, eta nazkatuta dagoela kanabisa kontsumitzen duela ezkutatzeaz.
Horregatik, gizartea landare horren onurei buruz heztea proposatu da. Azaldu duenez, “jendea ez dago informatuta. Oraindik ere pentsatzen dute kalamua erabiltzen dugunean gure telebistaren aurrean esertzen garela nerabe gisa pizza jaten.

kontsumoa hartuz, etxeko lanak egiten ditut, seme-alabekin jolasten naiz, gaixoagoa naiz haiekin eta gehiago egoten naiz´.
Oraindik ere badira ama kanabikoen aurkako ahots asko, baina bere mezua Facebookeko bere taldeko ehunka kiderengan sartu da: `Des fleurs ma chere (Flowers, my dear)´, marihuanari buruzko esperientziak eta ezagutzak partekatzeko sortu zuena.
Taldean emakume ekintzaileak, argazkilariak, abokatuak, psikologoak… bizi dira. Mother Maryk, antzeko gaiak dituen Facebookeko beste talde batek, 5.000 kide inguru ditu.Jordana Zabitsky sortzaileak (30 urte) dio amei buruzko aurreiritziak baztertzeko ahaleginean hasi zela taldearekin. “Lanaldi osoan lan egitea espero da. Nire seme-alabekin lanaldi osoan egotea espero da. Etxe garbi bat izatea espero da. Nire fakturak garaiz ordaintzea espero da´.

Ama kannabikoak, beti borrokan
Aditu batzuek esaten dute marihuanak ez diela uzten seme-alaben zaintzari, baina Cyr-ek dio aukera hori askoz hobea dela opioideek edo beste antidepresibo batzuek baino, amen antsietatea eta depresioa tratatzeko.

Bigarren haurdunaldiaren ondoren, CBD olioa erabiltzen hasi zen, erlaxatzeko. Medikuak errezetatutako opioideak hartzen jarraitzeari uko egin zion, eta «zonbi»tzat» sentiarazi zioten. “Ez nuen lo egiten, loaren nahaste handiak nituen, eta CBDko olioa hartu nuen lehen aldian, lo egiten nuen gau osoan, egiten nuen bezala”, esan du.
Espainian, dagoeneko badira zenbait erakunde kontsumitzaileen eskubideak defendatzeko eta emakumeek kalamuaren munduan duten zeregina ikusarazteko. Ezagunena Emakume Antidebekuzaleen Estatuko Sarea (REMA) da, Emakume Kannabikoak ere deitzen zaiona. Beste ekintza-talde batzuk ere badaude, hala nola Las Chicas También Cultivan.

Greenfarmen gehienbat emakumez osatutako taldea gara, eta beti defendatu izan dugu sektore horretan dugun garrantzia. Kalamuagatik eta kalamuagatik gogor lan egiten duten emakume asko ezagutzen ditugu, geure buruetatik beste lankide askorengana, eta uste dugu garrantzitsua dela elkar ikusi eta laguntzea.
Ez, ama eta kontsumitzaile izateagatik, baztertu edo kritikatu egin behar ditugu. Gurasoak beti joan dira tabernara kopak hartzera, eta inoiz ez dute epaitu horregatik. Guk ez genuke gutxiago izan behar. Kontsumitzaileak gara, ama kannabikoak, eta harro-harro!

……………………………………………………………………………………………………………………………………….

Mama Cannabica

Ser mujer siempre ha acarreado ciertas consecuencias. La sociedad siempre nos ha exigido más y nos ha permitido menos. Y con el cannabis, sucede lo mismo. Las consumidoras de cannabis sufren mayores prejuicios asociados a su género que sus compañeros masculinos. Y si son ‘mamás cannábicas’, el problema se multiplica.

Aunque hoy en día la mayoría de mujeres entienden que tienen el mismo derecho que los hombres a ser libres y tomar sus propias decisiones sin ser juzgadas, todavía hay gente que rechaza con mayor dureza ciertos comportamientos si provienen de una mujer. El hecho de consumir cualquier tipo de droga (incluso si es legal) ya ha sido un clásico motivo de desacreditación.

Las consumidoras de cannabis han visto como se les ha menospreciado por el hecho de usar la marihuana en su vida, incluso siendo por motivos estrictamente medicinales. El problema se multiplica cuando esas mujeres son ‘mamás cannábicas’, madres que crían a sus hijos y también consumen marihuana de forma responsable.

“Fumar cannabis me ha transformado en una mejor madre´´

Karine Cyr es madre de dos hijos, y lidera un grupo de mujeres cannadienses que desafían las normas y rechazan estigmas sobre la crianza de los hijos y el cannabis. “fumar cannabis me ha transformado en una mejor madre, asegura Cyr, quien dice que está cansada de tener que esconder que consume cannabis.

Por eso, se ha propuesto educar a la sociedad sobre los beneficios de esta planta. Según explica, “la gente no está informada. Todavía piensan que cuando usamos cannabis, nos sentamos frente a nuestro televisor comiendo pizza como adolescentes […] Cuando consumo, hago tareas domésticas, juego con mis hijos, soy más paciente con ellos y estoy más presente´´.

Aunque todavía hay muchas voces en contra de las mamás cannábicas, su mensaje ya ha calado en cientos de miembros de su grupo de Facebook, `Des fleurs ma chere (Flowers, my dear)´, que creó para compartir experiencias y conocimientos sobre la marihuana. 

En el grupo conviven emprendedoras, fotógrafas, abogadas, psicólogas… mujeres de todos los ámbitos de la vida. Mother Mary, otro grupo de Facebook con similar temática, tiene unos 5.000 miembros. Su fundadora, Jordana Zabitsky, de 30 años, asegura que comenzó con el grupo en un intento por rechazar los prejuicios entorno a las madres. “Se espera que trabaje a tiempo completo. Se espera que esté con mis hijos a tiempo completo. Se espera que tenga una casa limpia. Se espera que mis facturas se paguen a tiempo´´.

Mamás cannábicas, siempre en lucha

A pesar de que algunos expertos advierten de que la marihuana puede distraer de los cuidados de los hijos, Cyr asegura que es una alternativa mucho mejor que los opioides u otros antidepresivos recetados para tratar la ansiedad y la depresión en las madres. 

Ella comenzó usando aceite de CBD tras su segundo embarazo para poder relajarse. Se negó a seguir tomando los opioides que le había recetado su medico y que le hicieron sentir “como un zombie´´. “No dormía, tenía grandes trastornos del sueño, y la primera vez que tomé aceite de CBD, dormí toda la noche como solía hacerlo´´, comenta.

En España, ya existen varias organizaciones dedicadas a defender los derechos de las consumidoras y visibilizar el papel de las mujeres en el mundo del cannabis. La más conocida es la Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionistas (REMA), también conocidas como Mujeres Cannábicas. Aunque también existen otros grupos de acción como Las Chicas También Cultivan.

En greenfarm somos un equipo formado en su mayoría por mujeres, y siempre hemos defendido la importancia nuestro papel dentro de este sector. Conocemos a muchas mujeres que trabajan duro por y para el cannabis, desde nosotras mismas a muchas otras compañeras, y creemos que es importante visibilizarnos y apoyarnos mutuamente.

No por ser madres y consumidoras debemos ser rechazadas o criticadas. Los padres siempre han podido bajar al bar a tomarse unas copas y nunca han sido juzgados por ello. Nosotras no deberíamos ser menos. Somos consumidoras, mamás cannábicas, ¡y a mucho orgullo!

Aunque todavía hay muchas voces en contra de las mamás cannábicas, su mensaje ya ha calado en cientos de miembros de su grupo de Facebook, `Des fleurs ma chere (Flowers, my dear)´, que creó para compartir experiencias y conocimientos sobre la marihuana. 

https://eliteseeds.com/mamas-cannabicas-luchando-contra-los-prejuicios/.