Autismoaren Nazioarteko Eguna

Nazio Batuen Batzar Nagusiak, 2007an, Autismoari buruzko Kontzientziazioaren Nazioarteko Eguna ezarri zuen, autismoaren espektroaren nahastea (TEA) duten pertsonen bizi-kalitatea hobetzen laguntzeko gizarteko eremu guztietan eskubide osoko herritar gisa sartzeko beharra nabarmentzeko.

Urtero, autismoak Espainian duen elkarte-mugimenduak kontzientziazio-kanpaina bat sustatzen du, Autismo Europarekin koordinatuta, kolektiboaren errealitatea, haren gaitasunak eta beharrak ikusarazteko.

Cannabis medizinala eta TEA

THCn (Dronabinol) oinarritutako farmako batek hobekuntza bat erakutsi du adimen-ezgaitasuna duten paziente nerabeen tratamenduaren aurkako autolesio-portaeraren erabileran, 6 hilabeteko jarraipenaren ondoren[3]. CBDak, berriz, propietate antipsikotikoak, antsiolitikoak, antioxidatzaileak, antiinflamatorioak eta epileptikoak ditu. Gainera, ez da psikoaktiboa.

2018an, Journal of Autism and Developmental Disorders aldizkarian argitaratu zen espektro autistaren nahastea duten haurretan kanabiola ugari duen kalamuari buruzko txosten labur bat. Autoreak azterketan frogatu zuenez, kalamua terapia lagungarri gisa hartu ondoren, nabarmen hobetu ziren portaera (%61), antsietatea (%39) eta komunikazio-arazoak (%47).

Azterketan, CBD eta THC konbinazioa hartu zen, 20: 1 proportzioan, hurrenez hurren, eta mihipetik hartu zen, egunean bi edo hiru aldiz, 2-4 astean, dosi handiagoekin, efektuaren eta tolerantziaren arabera. Kontrako gertaerak gaueko dosia doituz konpondu ziren, eta pazienteen adina 5-18 urtekoa izan zen. Etorkizun handiko emaitzetan oinarrituta, ikerketa gehiago egitea proposatzen du ikertzaileak azterketa kontrolatuetan[4].

2019an, beste txosten zientifiko bat argitaratu zen Naturen. Azterketaren helburua zen cannabisarekin tratamendu medikoa jasotzen duten AAT duten pazienteak autismorako karakterizatzea eta haien segurtasuna eta eraginkortasuna deskribatzea. Aztertutako datuak 2015etik 2017ra bitartean bildu ziren, TEA duten 188 pazienteren tratamendu-programaren barruan.

Tratamendua kalamu-olioan oinarritu zen, %30eko CBDa eta %1,5eko THCa zituelarik. Egunean hiru aldiz ematen zuten gaixo gehienek (5-19 urte). Sei hilabeteko tratamendua egin ondoren, 155 paziente zeuden jardunean eta 93 ebaluatu zituzten: 28 pazientek hobekuntza nabarmena izan zuten, 50 neurritsuak, 6 arinek eta 8k ez zuten aldaketarik izan beren asalduran.Bizi-kalitatea, loa, kontzentrazioa, konbultsioak, gogo-aldarte positiboa eta modu independentean jantzi eta bainatzeko gaitasuna ere hobetu egin ziren sei hilabete igaro ondoren.

Beraz, kanabinoideak seguruak, eraginkorrak eta ondo toleratzen direla dirudi, AEArekin lotutako sintomak arintzeko. Cannabinoideen efektuen mekanismoak GABA eta glutamatoaren transmisioa arautzea ekar dezake, baita basopresina eta oxitozina askatzea ere. GABAergic eta glutamatergic-en seinaleztapenaren kitzikapen-desoreka eta inhibizioa garuneko zenbait eskualdetan TEAren ezaugarria da.

Bestalde, basopresina eta oxitozina neurotransmisoreak dira, interakzio soziala indartzen dutenak, portaera errepikakorra murrizten dutenak, informazio soziala kontrolatzen dutenak eta emozioen onarpena hobetzen dutenak. DBHk oxitozina eta basopresioa hobetzen ditu gizarte-jardueretan, cannabis medizinalari eta autismoa duten haurrei buruzko literaturaren arabera[5].

***************************************************************

Dia mundial  del  autismo

La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y promover su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

Cada año, el movimiento asociativo del autismo en España promueve una campaña de concienciación, en coordinación con Autismo Europa, para visibilizar la realidad del colectivo, sus capacidades y sus necesidades.

Cannabis medicinal y TEA

Un fármaco basado en THC (Dronabinol) ha mostrado una mejora en el manejo del comportamiento de autolesión resistente al tratamiento en pacientes adolescentes con discapacidad intelectual a los 6 meses de seguimiento[3]. Mientras que el CBD tiene propiedades antipsicóticas, ansiolíticas, antioxidantes, antiinflamatorias y antiepilépticas. Además no es psicoactivo.

En 2018, un breve informe sobre el cannabis rico en canabidiol en niños con trastorno del espectro autista se publicó en el Journal of Autism and Developmental Disorders. El autor demostró en el estudio que después de administrar el cannabis como terapia adyuvante, se produjo una mejora considerable en el comportamiento (61%), ansiedad (39%) y problemas de comunicación (47%).

En el estudio, el tratamiento consistió en una combinación de CBD y THC, en una proporción de 20: 1, respectivamente, tomada por vía sublingual de dos a tres veces al día durante 2-4 semanas, con dosis aumentadas según el efecto y la tolerabilidad. Los eventos adversos se resolvieron ajustando la dosis nocturna y la edad de los pacientes fue de 5 a 18 años. Basándose en los resultados prometedores, el investigador sugiere una mayor investigación en estudios controlados[4].

En 2019, se publicó otro informe científico en Nature. El objetivo del estudio era caracterizar a los pacientes con TEA que reciben tratamiento médico con cannabis para su autismo y describir su seguridad y eficacia. Los datos analizados se recopilaron entre 2015 y 2017 como parte del programa de tratamiento en 188 pacientes con TEA.

El tratamiento se basó en el aceite de cannabis, que contenía un 30% de CBD y un 1,5% de THC, administrado tres veces al día en la mayoría de los pacientes (5 a 19 años). Después de seis meses de tratamiento, 155 pacientes estaban en tratamiento activo y 93 (60%) fueron evaluados: 28 pacientes (30.1%) reportaron una mejoría significativa, 50 (53.7%) moderada, 6 (6.4%) leve y 8 (8.6 %) no tuvieron cambio en su trastorno. La calidad de vida, el sueño, la concentración, las convulsiones, el estado de ánimo positivo y la capacidad de vestirse y bañarse de forma independiente también mejoraron después de seis meses.

Los medicamentos crónicos concomitantes más comunes en la ingesta fueron antipsicóticos, antiepilépticos, antidepresivos e hipnóticos. Los antipsicóticos fueron tomados por 55 (33.9%) pacientes, y a los 6 meses, 11 (20%) pacientes dejaron de tomar este medicamento. En general, se reportó una disminución en el consumo de medicamentos en 23 (34.3%) pacientes. Se experimentó inquietud, como el efecto secundario más frecuente en 23 pacientes (25,2%). Las razones para dejar de hacer el tratamiento fueron: efectos secundarios y ningún efecto terapéutico.

En conclusión, los cannabinoides parecen ser seguros, efectivos y bien tolerados para aliviar los síntomas asociados con el TEA. El mecanismo de los efectos de los cannabinoides puede implicar la regulación de la transmisión de GABA y glutamato, así como la liberación de vasopresina y oxitocina. Un desequilibrio de excitación e inhibición de la señalización de GABAergic y glutamatergic en diferentes regiones del cerebro es característico del TEA.

Por otra parte, la vasopresina y la oxitocina son neurotransmisores que fortalecen la interacción social, reducen el comportamiento repetitivo, controlan la información social y mejoran el reconocimiento emocional. Se encontró que el CDB mejora la oxitocina y la vasopresina durante las actividades sociales, según la literatura sobre cannabis medicinal y niños con autismo[5].

Gracias  :  https://www.kalapa-clinic.com/cannabis-medicinal-ninos-con-autismo/

Por  vuestra aportación a este movimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *